domingo, 3 de abril de 2011

Oreja de cerdo a la gallega

Os voy a confesar que hace relativamente poco tiempo que como oreja, tan poco que yo diría...apenas un par de años.
Curiosamente con los trozos de cartílago aún no puedo.

Para mi marido es un verdadero manjar, así que hago de tripas corazón y se la preparo en casa de tarde en tarde.

Nunca me quedará igual que a Marga, la guisandera del "Bar Ferreiro", donde la comemos junto con un lacón y un pulpo con cachelos de escándalo, pero a su lado soy solamente una aprendiz de cocina. Todo se andará.

Ingredientes:

* dos orejas de cerdo (para dos personas)
* un puerro
* una ramita de perejil
* dos hojas de laurel
* sal para la cocción
* pimentón dulce y picante
* aceite de oliva virgen extra
* sal Maldom

Preparación:

Lavamos y limpiamos la oreja, quemando los pelillos si fuera necesario. (*)
Cubrimos de agua y ponemos a cocer en una olla rápida, acompañada del puerro, el perejil, el laurel y un poquito de sal.
Desde que empieza a salir vapor se cuentan 15 minutos, al menos en la mía.

Dejamos enfriar para destapar y pinchamos con un tenedor en la parte mas gruesa, si está blandita la sacamos con mucho cuidado, si vemos que aún opone resistencia la dejamos 10 minutos mas, ya destapada.
Cuidar no pasarla de cocción o se despegará toda la carne de la ternilla.

Escurrimos el agua de la cocción, cortamos con una tijera en trocitos y vamos colocando en el plato de servir, regamos con buen aceite de oliva, espolvoreamos de pimentón dulce ó picante al gusto y finalmente sal en escamas.

No dejar que se enfríe !!!


(*) - A mi eso de chamuscar la oreja me da cierto repelús, por no decir que el olor a quemado me revuelve el estómago, así que compro la oreja cuando la veo limpia de verdad y blanquita.

Aprovecho cuando voy a tierras leonesas que no han perdido la tradición en casquería y me aseguro bien de que no tiene pelos, es complicado pero no imposible.



Print Friendly and PDF

31 comentarios:

  1. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, me encantan las orejitas, y estas tuyas tienen una pintaaaaaa. Yo quiero por favor, de inmediato me presento en tu cocina con un buen vino.

    Besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Yo soy incapaz Hilda,
    No puedo, si no me dijeran qué es, si no notase esa gelatina...
    No sé, y mira que debe estar bueno, pero no puedo...

    ResponderEliminar
  3. Pi... no se si cuando llegues quedará algo jajaja, desparece por arte de mágia. besinos

    Isabel... no digo nada, yo misma me he pasado 20 años viendo a mi marido deleitarse con ellas y yo incapaz, me moría de asco, sigo sin poder comer el cartílago. Besinos

    ResponderEliminar
  4. menudo placer comerse este plato, ummmmm, y el tiempo que hace que no las pruebo.
    Gracias por recordarme esta receta.
    besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo solo he comido una vez y aunque me da un poco de repelús, tengo que reconocer que no estaban malas :-)

    bessissss

    ResponderEliminar
  6. A mi también es de las cosas que me sobrepasan...y mira que en casa y a casi todos mis amigos les fascinan, aquí las venden junto con las patitas de cerdo en vinagreta...pero es que no :S

    De cualquier forma no esta de más consentir a los que si les gustan!! :D

    Un besiño grandote.

    ResponderEliminar
  7. Se la ve estupenda!, a mi la oreja me encanta y hace que no la como un monton. Gracias por refrescarme la memoria.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hildaaaaaaaaaaaa!!!! esto es un manjarazooooo!!!! yo las tengo en borradoresss pero no creo que las publique!!! las fotos me salieron un poco choff! a pesar de que me pirran totalmente, yo tampoco puedo con el cartílago!!!! siempre me voy a la parte gordita, donde hay chicha! jajajajaja!!! te quedaron estupendassss!!!

    que tengas una maravillosa semana!!!

    ;-))

    ResponderEliminar
  9. A mi las cosas de casqueria me gustan casi todas (menos los sesos) la oreja la probe por primera vez en Santiago ,y me gusto,asi que ahora que has puesto la receta probare a ver si me sale por lo menos parecida a la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hace un montón que no tomo oreja, me acabas de recordar con ese platazo tan bueno que me encantaba.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Muy rico Hilda,a mi si que me gustan,aqui las ponemos en el arroz al horno y en los callos,estan riquisimas.
    Besets.

    ResponderEliminar
  12. ¡ Ya veo que te has animado ! Vessssss que siiiiiii.....
    Nunca es tarde, si la dicha es buena y hoy el dichoso es tu marido, porque tienen una pinta fantástica.
    Besitos,
    Isabel

    ResponderEliminar
  13. pues a mi me encantan! pero nunca las he probado así, mi madre suele poner oreja o rabo al arroz con cardos y judias y está delicioso ( en la zona de Levante "arros amb penques i fessols") Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, por aquí, tierras leonesas, se come mucha "casquería" y se vende en cualquier carnicería, en muy buenas condiciones. Cualquier cosa cocida, a la gallega, está buenísima. ¡Qué pinta!.
    Un besín:
    Cristina

    ResponderEliminar
  15. osti!!! esto se lo preparo a mi marido y me pide renovar los votos matrimoniales.....me la apunto a la de ya que menuda pinta¡¡¡
    un besazo y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  16. Hilda me acabas de dar una bueníisima idea ,o las preparo en "mojo" a la extremeña y es algo parecida ,lo que varía es que las mias después de cocerlas se asan y le dan un saborcito mu rico ...

    A mi marido le encantará así ..gracias
    besos

    ResponderEliminar
  17. Como gallega doy fe y certifico que esa oreja es perfecta, lo has bordado.
    Enhorabuenaaaaaaaaaaaaaaa
    A mi también me gusta el rabo de cerdo preparado de la misma forma, prueba un día y verás que bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hilda,
    A mi me encanta... a mi marido tan poco las pode ver jajaja... Estan con una pinta estupenda : )

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. a mi tia le encanta esta receta, me la apunto

    ResponderEliminar
  20. Si el pulpo y el lacón así me encantan, seguro que la orteja tb! Debe estar deliciosa... ya me llevaria un plato ahora mismo jejeje

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Me ocurre igual que a tí, la oreja seme resiste, debe ser de las poquitas cosas que me dan repelus, pero al lacón y al pulpo me apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Hilda me encanta toda la casquería pero oreja no suelo comerla pero leyendo tu receta creo que estoy tardando en prepararla se que me va a gustar.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Yo las he tomado en alguna ocasión, pero reconozco que no me entusiasman demasiado. De todas formas el plato te ha quedado rico y hay que contentar a todo el mundo.

    Besos guapa,

    ResponderEliminar
  24. Hilda, agradeciendo tu visita a mi cocina, bienvenida !! me gusta tu cocina por eso me quedo :)
    A mí las orejas no me hacen mucha gracia, como dice Maite aquí nos comemos todito el cerdo, lo puedes creer?
    Saludos
    PILY

    ResponderEliminar
  25. Jejeje, yo me quedo con el lacón y el pulpo con cachelos.
    La textura gelatinosa me puede.
    Pero, vamos, tengo varios que por este plato matarían, como Belén Esteban,jejeje.
    Y con tus fotos, hasta yo soy capaz de intentar probarla, guapa...
    Besotes.

    ResponderEliminar
  26. pues a mi me encantan pero niña con unos cachelitos debajo....

    ResponderEliminar
  27. esta buenisima , y no tiene tanta grasa como la gente dice y la gelatina es buena para los huesos, os recomiendo k la proveis, k aproveche

    ResponderEliminar
  28. increible de buenas!!!!!

    ResponderEliminar
  29. si senor increible de buenas

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, es de agradecer.
Si tienes alguna duda y te puedo ayudar, no dudes en preguntar.
Pero, si vas a participar solo por molestar ten en cuenta que tu comentario no será publicado.